¿Qué es mejor Ciutadella o Mahón?

Escoger entre Ciutadella o Mahón una tarea complicada

Elegir entre Ciutadella o Mahón sería como hacerlo entre mamá o papá. Incluso dentro de la sociedad menorquina aún hay cierta rivalidad (sana) entre las dos ciudades debido al pasado de la isla.

Las dos ciudades son tan similares y distintas a la vez que merecen una visita, pero si no tenéis tiempo para poder disfrutar de ambas, os detallamos un poco cada ciudad para que podáis decidir cuál se acerca más a vuestras necesidades, o cuál de ellas tiene mayor atractivo para vuestro viaje.

Maó, la capital de Menorca

Mahón la capital de Menorca nos recuerda a la Provenza italiana con sus plazas y edificios emblemáticos, pero también nos llamarán la atención la influencia británica con sus calles llenas de palacios georgianos.

El Bastión de San Roc o la iglesia de Santa María junto con el Ayuntamiento de estilo neoclásico son visitas obligatorias mientras disfrutáis de sus callejuelas. Quizá os sorprenda, pero Mahón cuenta con el teatro más antiguo de España, el Teatro Principal representa ópera y teatro en su interior desde 1829.

Si os gusta el arte y la historia, un lugar imprescindible de Mahón sería su museo. Situado en el antiguo convento franciscano de Jesús. Formaba parte de la iglesia de San Francisco, a tan solo unos metros de distancia. Conserva su fachada de estilo barroco y una gran portada románica, encontraréis la historia de la isla en varias salas, pero su precioso claustro es la joya de la corona del edificio.

Otro punto de interés de la ciudad es su puerto que abarca 5 km de costa, considerado uno de los mejores puertos naturales del mundo. Repleto de bares, restaurantes y terrazas ideales para comer y/o reponer fuerzas, este lugar característico de la ciudad concentra también el ocio nocturno de Mahón.

Ahora ya hemos descubierto Mahón y para saber qué es mejor si Ciutadella o Mahón nos queda descubrir Ciutadella.

Ciutadella, la ciudad de Ponent

Ciutadella, justo en la otra punta de la isla, está declarada como bien cultural-artístico español, con su casco antiguo perfectamente conservado y sus calles medievales os transportarán a otra época. La plaza des Born rodeada de edificios históricos como el Palau Salort, de principio del siglo XIX, o el Palau Torre-Saura, este último, también del siglo XIX, alojó a Isabel II cuando desembarcó en Ciutadella.

Cerca de estos edificios emblemáticos encontramos la única catedral de la isla, la Catedral de Santa María, es un templo de estilo gótico catalán, relativamente pequeño (comparado con otras catedrales españolas).

Otro punto prácticamente inevitable en una visita a Ciutadella es la calle Ses Voltes, en pleno casco antiguo, ideal para pasear e ir de compras.

Tampoco podéis olvidar el puerto de Ciutadella, pues está considerado uno de los más bonitos del Mediterráneo. Al igual que el puerto de Mahón, también concentra innumerables bares, restaurantes y terrazas, y, por supuesto, la zona de ocio nocturno de la ciudad.

Como dato curioso, existe un fenómeno natural característico de este puerto; la “rissaga”, sucede en verano (con ciertas condiciones atmosféricas) y consiste en que el mar oscila arriba y abajo hasta el punto que puede llegar a desbordar.

Por último, podéis recorrer su paseo marítimo hasta llegar a la Torre-Castillo de San Nicolás con unas vistas espectaculares al Mediterráneo.

Os hemos advertido al principio, elegir entre Mahón o Ciutadella no es una tarea sencilla, siempre habrá gente de un bando u otro, así que nuestra recomendación es visitar ambas ciudades, pero si no es posible, podéis decantaros por aquella que os ofrezca las cosas más interesantes para vuestro viaje.


Arriba