excelentes museos

Menorca tiene excelentes museos

Cuando se menciona el nombre de Menorca lo primero que se viene la mente es aquella imagen de sol, arena, playas espectaculares, puestas de sol románticas, fiestas nocturnas, pubs, tapeo y mucha marcha y excelentes museos.

Pese a todo esto, existe otra cara de esta Isla Balear que también puede ser explorada y que, con seguridad, será una posibilidad de visitar no solo en las épocas de verano sino para estar todo el año conectado a esta hermosa comunidad mediterránea.

En la isla de Menorca, como ya se sabe, se ha declarado como patrimonio de reserva de la biósfera del planeta tierra, una distinción que la hace ser uno de los sitios más interesantes de todo el mundo y, para nuestro orgullo, es territorio español absoluto.

Los encantos de la isla van más allá de lo natural y eso lo entienden mucho quienes se han encargado de promocionar el turismo menorquino en décadas pasadas, logrando diversificar la oferta turística más allá del tiempo de verano.

Así es como surgen los excelentes museos, la ruta museística de Menorca, en la que se destacan cuatro entidades muy puntuales que se han dedicado a investigar y reunir un sinnúmero de piezas arqueológicas, de alto valor, para ser apreciadas por todos.

 

Excelentes Museos 

No puedes dejar de visitar el Museo de Menorca, que es un edificio barroco de fines del siglo XVII y en el que funcionó un antiguo convento de la orden San Francisco de Jesús. En su conjunto se fusionan salas de exposiciones permanentes, rotativas y un área para eventos culturales, abierto al público de martes a domingos.

En sus salas podrán hacer un recorrido por la historia evolutiva de la isla, desde sus civilizaciones, la presencia de los musulmanes, los ingleses, la conquista española, sin dejar a un lado los restos de excavaciones prehistóricas o la colecciones de pinturas de distintas épocas.

Un espacio emblemático es el Museo Bastió de Sa Font, que alberga una rica colección de restos prehistóricos y paleontológicos que han sido descubiertos en la isla a través de los años. Su atracción principal es la exposición de unos restos de un Mytragus, un animal conocido como la cabra rata de baleares que vivió hace unos 5000 años en la zona y de la que se conservan restos muy bien conservados.

También en este lugar se puede ver grandes espacios destinados a las épocas musulmana y cristiana, así como al tiempo de la incorporación de la isla al reino de Aragón en el siglo XI. En si mismo, el museo es una fortificación medieval que data del año 1667.

 

Espacios militares

Más excelentes museos en Menorca, pese a que se inauguró en el año 1981, el Museo Militar de Menorca, es uno los sitios más visitados en la ruta turística local. Su edificación es un polvorín del siglo XVIII, dentro del fuerte de Sant Felip, que construyeron y bautizaron los ingleses con el nombre de Georgetown.

A los aficionados a las historias bélicas y de corsarios, será este un sitio ideal para visitar porque hay un gran botín de armas, cañones y descripciones que narran en su recorrido la importancia militar de Menorca en la historia de España y la significación geográfica para el mundo.

Publicado en Curiosidades.

Redacción