paraíso terrenal

Visita un lugar paradisíaco en Menorca un paraíso terrenal

Un paraíso terrenal, la gran isla de Menorca ofrece un sinnúmero de lugares que parecen sacados de los lugares más recónditos de la imaginación humana, pero en realidad son una majestuosidad de la naturaleza.

Nunca olvides que en cualquiera de las islas del archipiélago balear es necesario contar con la seguridad de un buen transporte, por lo que la primera recomendación es asegurar un buen coche para llegar a cualquier lugar sin mayores esfuerzos.

Una vez te encuentres en tu lugar de descanso, planifica siempre cual será el sitio que visitarás al día siguiente. Y ten en cuenta que podrás hacer una lista inmensa de lugares, aunque con toda seguridad lo primero que te vendrá a la mente será un sitio apacible, único, inspirador, seguro y, sobre todo, accesible, un paraíso terrenal.

Todo ello no será problema alguno. En Menorca si dispones de un buen coche, podrá acercarte a cualquier playa, cala o bahía exótica en un abrir y cerrar de ojos. Recuerda, los paseos son para desconectar, para darse un alto en la rutina y disfrutar de una escapada, familiar, grupal o romántica que siempre vas a recordar.

Calas Macarella y Macarelleta un paraíso terrenal

Son dos espacios casi vírgenes que han sido escogidos por muchos bañistas en los últimos años para la práctica del nudismo o naturalismo. Sus aguas color turquesa, su arena blanca y fina, hacen de esta bahía un paraje maravilloso que quedará impregnado en tus recuerdos.

La playa está dividida muy en dos partes, en Macarella se pueden divisar unos bellos acantilados, una zona llena de mucha vegetación y muy verde que se mezcla visualmente con la tierra y la entrada del mar.

En la zona de Macarelleta se disfruta más de lo virgen y natural. Al igual que su hermana mayor, la zona ha ido ganando fama con el paso de los años y después que una conocida empresa de cerveza grabó un comercial, hace un tiempo, se popularizó.

A esta zona se llega en coche hasta cierto punto. Hay que saber el vehículo te lleva hasta poco menos de 2 kilómetros de la bahía, por lo que es necesario tomar previsiones para este recorrido. En Macarella hay chiringuitos para comer, baños y duchas con agua dulce, pero en Macarelleta aun la mano del hombre no se ha apoderado de ella.

Cala Presili otro paraíso terrenal

La primer impresión que te llevas cuando entradas a Cala Presili es que estás llegando a una de las famosas playas espectaculares de la isla del caribe. Así nada más. Una larga bahía, también de arena blanca y aguas turquesa, se complementan con el paisaje que tiene de colofón uno de los emblemáticos faros que están dispersos por toda Menorca: el Faro Faváritx.

Se ubica en el extremo norte y debes tener muy presente que es una de esas playas que son, casi, vírgenes. Su acceso se ubica por el Camí de Cavalls, un poco antes de Cala Tortuga y, luego de aparcar el coche, deberás andar un poco más de 1 kilómetro.

Para disfrutar al máximo de esta playa debes irte con muchas provisiones. Llevar agua, comida, bebida, una buena neverita, sillas, sombrillas y cualquier otra cosa que te proteja del sol.

Publicado en Curiosidades.

Redacción