La Ruta Monumental de Menorca

La Ruta Monumental de Menorca

Menorca es una isla del archipiélago balear con una gran variedad turística para todas las edades. Podemos ir de vacaciones en familia para descansar, realizar visitas culturales y conocer sus fabulosas calas; podemos ir en pareja y descubrir sus rincones más románticos, o bien podemos ir con amigos y pasárnoslo en grande en las zonas más marchosas de la isla.

Sin duda Menorca tiene ciudades y atracciones turísticas que no nos podemos perder, como Ciudadela, Fornells, Cala Turqueta, Cova d’en Xoroi, Mahón… pero también cuenta con un patrimonio histórico muy rico e interesante. Los enfrentamientos que tuvieron lugar hace siglos en la isla nos han dejado monumentos, estructuras y fortalezas que, si tenemos la oportunidad, no podemos perdernos. También son de gran interés los yacimientos arqueológicos que se hallan repartidos por la provincia.

Si nos situamos en la época prehistórica, la Torre d’en Galmés es el poblado más importante del archipiélago (1300 a.C.) y cuenta con tres talayotes, una taula, casas, una sala hipóstila y un sistema de recogida de agua. Tampoco podemos perdernos la Naveta Des Tudons, una de las navetas más importantes (construcciones funerarias típicas de Menorca hechas a base de piedras encajadas) ni el Poblado de Torralba, habitado durante siglos, desde el siglo I a.C. hasta la época medieval. La taula de Torralba es la más famosa de Menorca con sus cinco metros de altura y donde se han encontrado restos de hogueras, un altar y otras figuras religiosas. Por último, en Torretrencada, además de un talayot, una sala hipóstila, un pozo, cuevas artificiales y tumbas excavadas en la roca, está una de las taulas más impresionantes de Menorca.

El Fuerte de Marlborough es otro ejemplo, un asedio británico del siglo XVIII, que durante la época colonial servía para proteger la entrada al puerto de Mahón, al igual que el castillo de San Felipe y la torre de Stuart. A finales de siglo los españoles lo destruyeron parcialmente y fue reconstruido durante el último periodo británico. Asimismo, el Faro de Faràvitx, que a pesar de no ser uno de los monumentos más antiguos de Menorca, es también un lugar de gran interés pues está situado en una de las zonas más peculiares de la isla por su escasa vegetación. El faro junto con los imponentes acantilados crean un paisaje espectacular. En Fornells también podemos ver la torre homónima, de principios del siglo XIX, cuyo fin era defender el tramo costero que aún hoy ocupa.

Finalmente, debemos visitar el Castillo de Santa Agueda, que a pesar de encontrarse hoy en ruinas, fue una importante construcción de los árabes, diseñada para protegerse de Alfonso III y asentada sobre un campamento romano; la Fortaleza de Isabell II, o «la Mola», que se encuentra en Mahón y se trata de una construcción del siglo XIX de origen militar, y, por último, el Monte Toro, el punto más alto de la isla con casi 360 metros, que cuenta con el Santuario de la Virgen donde podremos ver una escultura del siglo XVIII.

Publicado en Alquiler de coches, Ruta en coche y etiquetado , , .

admin